top of page
GRADIENT_COLOR.jpg

Un viaje inmersivo al Patrimonio Cultural gracias a las nuevas tecnologías


Patrimonio Cultural e nuevas tecnologías

En el mundo digital en constante evolución, tecnologías avanzadas como la realidad aumentada permiten el acceso a un universo virtual interconectado donde las personas pueden interactuar, crear y compartir experiencias inmersivas. Este nuevo entorno digital está transformando el acceso y la interacción con el patrimonio cultural, no solo ofreciendo oportunidades para enriquecer el entretenimiento y las relaciones sociales, sino también revolucionando e innovando la forma en que exploramos y preservamos los bienes culturales. 


Gracias a las tecnologías inmersivas, tenemos la oportunidad de interactuar con entornos virtuales que reproducen con precisión museos y galerías. A través de los museos digitales, es posible sumergirse en el arte, conocer figuras y eventos que han marcado la historia, así como corrientes artísticas y formas de expresión. Un ejemplo emblemático lo representa el Louvre, que ha desarrollado una experiencia virtual de su museo, permitiendo a los usuarios navegar por sus colecciones de manera dinámica e interactiva.


Explorando el mundo con tecnologías modernas


Numerosas plataformas digitales ahora también ofrecen la oportunidad de realizar recorridos virtuales por sitios geográficos significativos, lugares históricos y sitios arqueológicos. Con tecnologías inmersivas, es posible navegar por entornos virtuales que reproducen fielmente lugares de importancia histórica y áreas arqueológicas. Por ejemplo, el proyecto Google Arts & Culture colabora con más de 2,000 instituciones para ofrecer recorridos virtuales de museos y sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, permitiendo a los usuarios visitar lugares de interés cultural e histórico desde cualquier rincón del mundo directamente desde su dispositivo


Otras tecnologías inmersivas, como el metaverso, juegan un papel importante en este tipo de experiencias. Un servicio innovador como Avatar Customer Care, impulsado por IA Generativa, puede ofrecer una experiencia aún más atractiva y personalizada gracias a la interacción con un avatar que nos guía a través de caminos históricos y descripciones detalladas. 


Muchas instituciones ya utilizan también asistentes virtuales con inteligencia artificial para guiar a los usuarios a través de este tipo de experiencias culturales virtuales. Un ejemplo es la realidad virtual de Notre-Dame, la primera experiencia de realidad virtual dedicada a la famosa catedral que permite a los usuarios explorar la catedral y sumergirse en su historia, desde su construcción original en la Edad Media hasta la restauración actual después del devastador incendio de 2019. 


Otro ejemplo es el British Museum, que ha introducido una función de Google Street View que permite a los usuarios explorar virtualmente más de 60 galerías del museo y ofrece guías virtuales para acompañar a los visitantes en un viaje a través de la historia, proporcionando contexto y narrativas detalladas sobre las colecciones en exhibición. 


El metaverso también juega un papel crucial en la preservación de los bienes culturales para las futuras generaciones. La digitalización permite salvaguardar monumentos, obras de arte y otros tesoros culturales que de otro modo podrían estar expuestos a riesgos de deterioro o destrucción, como lo demuestra el proyecto CyArk, que utiliza escaneo láser 3D para documentar y preservar sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en peligro.


Patrimonio Cultural e nuevas tecnologías

Más allá del tiempo: Tecnologías inmersivas y la nueva era de la experiencia cultural


Pero las nuevas tecnologías no son solo un medio para explorar el pasado; también ofrecen un terreno fértil para la creatividad y la innovación en los campos de la cultura y el arte. Artistas, diseñadores y creativos de todo el mundo están aprovechando estos infinitos potenciales para crear obras de arte interactivas e instalaciones digitales que desafían los límites de la percepción y la expresión humana.


Las tecnologías inmersivas representan una nueva frontera en la exploración y preservación del patrimonio cultural, ofreciendo una experiencia interactiva que se encuentra en la intersección del arte, la historia y la tecnología. Con el continuo desarrollo y la adopción generalizada de las tecnologías inmersivas, podemos esperar un futuro en el que el pasado esté al alcance de todos, ya no confinado a las páginas de los libros o detrás de las cuerdas de los museos, sino vivo y tangible en el vasto espacio del metaverso.

1 visualización0 comentarios

Comentários


bottom of page